Paseando

BANGKOK, DESPEDIDA DEL SURESTE ASIÁTICO

De nuevo en Bangkok, esta vez para cambiar radicalmente de destino. Después de perdernos varios días en el Norte de Tailandia, tuvimos que ir a Bangkok “de urgencia! por culpa del visado de India y sus (habituales) problemas que tuvimos hasta el último momento. Varios días esperando el visado, nos hicieron poder descubrir de forma más profunda esta interesante ciudad Tailandesa. Pudimos provar los taxis balas muy divertidos, ver más templos, mercados y hasta la calle de la prostitución. ¿Nos acompañas?

Tenemos que admitir que Bangkok es una ciudad que no dejará nunca de sorprendernos. Tuvimos un problema con el visado de India, en que necesitas varios días para que se tramite. Por suerte lo pudieron tener a tiempo y pudimos marchar a India.
Eso hizo que pudiéramos dedicar mucho más tiempo a acabar de descubrir Bangkok, pudimos ver muchas de las cosas que dejamos pendientes la primera vez.

Figura
Figura en un templo.

Es una gran ventaja tener experiencia ya que te mueves con más soltura y rapidez.
Esta vez nos alojamos esta vez cerca de Khao San Road (la calle de los mochileros), donde la vida no termina nunca y está lleno de paraditas o lugares donde te falsifican cualquier carné que quieras.

Khao San Road
Khao San Road, es la famosa calle de los mochileros. Puedes encontrar de todo y te sientes cómo en casa.

¿Quieres un carné?
En estas paraditas, te pueden falsificar cualquier carné del mundo. Tienes varios acabados y precios.

Lo que más nos gustó de esta ciudad es cómo lo sacan provecho a las cosas. Tienen un canal con agua contaminada y sucia, y se dicen ¿Que hacemos con esto tan feo? Pues hacerlo un lugar para transportar a gente, ya que nadie lo usa. Pues eso, hay uno de los mejores medios de transporte y más divertidos que me he subido.

Moviéndose en barca
Las barquitas por los ríos, son de los medios más eficaces y baratos para moverse.

Un barquito-taxi que descubrimos, es una pasada.  Éste se mueve por los canales estrechos. Te subes y va tan rápido que derrapa hasta en las curvas del canal. Acelera tanto que tiene unas lonas en los laterales para que la gente del interior la suba cuando el agua esté a punto de entrar. Y lo mejor, es que cómo no cabe por los puentes, el techo se baja con una manivela y así no hay problemas de altura. Es genial y rápido para moverte y barato (10 baths).

Taxi-barca
Esta barquita es de los transportes más emocionantes de la ciudad. Se baja el techo y te cobran con casco. Es muy divertido.

Durante los días que estuvimos en la ciudad, visitamos el Buddha reclinado llamado Wat Pho, de 46 metros de largo y 15 de alto. Está dentro de un edificio y realmente es tan grande que es difícil captarlo con la cámara.

Buda reclinado
Este es el enorme buda reclinado. Es difícil captarlo con la cámara.

Budas en fila
El recinto anexo a este Buddha es muy bonito para visitar.

Finalmente también pudimos visitar el templo Wat Arun. La enorme pirámide es un precioso edificio que puedes subir y tienes unas espectaculares vistas de la ciudad al lado del río. Las escaleras son muy altas y puedes tener un poco de vértigo.

Wat Arun
Espectacular construcción del edificio Wat Arun.

Vista desde Wat Arun
Las vistas desde la parte alta de la pirámide son muy atractivas.

Pero para buenas vistas, puedes visitar el famoso edificio Lebua Tower donde se grabó la película “Resacón en las Vegas 2: ahora en Thailandia”. Las vistas son impresionantes desde la terraza del bar llamado Sirocco. Debes saber que abren a partir de las 18 horas y debes ir adecuadamente vestido, ya que es un sitio de glamour.

Iglesia católlica y torre
Al fondo a la derecha podéis ver el famoso edificio donde se grabó “Resacón en las Vegas 2”. ¿Vamos a visitarlo?

Terraza espectacular
Las vistas desde esta terraza son realmente espectaculares.

Para finalizar, visitamos uno de los mercados flotantes más cercanos a Bangkok. Se llama Taling Chan y está a poco menos de una hora de la ciudad. Es muy pequeño pero no hay casi turistas y no está tan masificado cómo otros más famosos.
Allí puedes comer tranquilamente o hacer un tour de una hora por los canales que puede resultar muy interesante, sobretodo para ver la cantidad de peces hambrientos que hay en estas sucias aguas.

Alimentando peces
La gente alimenta los centenares de peces alborotados con barras de pan enteras. Muy curioso.

Paraditas flotantes
Todas las paraditas son barquitas, cada una con todo su equipamiento para cocinar.

Mercado flotante
Venden pescado y marisco, aunque si proviene del mismo agua que están, no quiero saber la calidad.

No dejamos de compartir la vida de la calle de esta gran ciudad, con los monjes y la gente. Y cosas curiosas cómo que les dan coco a las ardillas para alimentarse.

Alimentando ardillas
Las ardillas son alimentadas con donaciones de coco diarias por gente anónima que cuelga los cocos en los árboles.

Recorrimos varios centros comerciales y tiendas por varias zonas. Desde figuras, ropa o comida, puedes encontrar todo lo que quieras, pero regateando siempre, ya que el precio es de turistas en muchas ocasiones.

Figuras realistas
Figuras hiperrealistas que venden en el mercado, apenas miden 20 centímetros de alto.

Haciendo caramelo
Parada donde enseñan a hacer caramelo “de calidad”.

Existe también un grandioso mercado de flores que funciona siempre. El comercio de flores es una de las fuentes económicas más importantes de la ciudad, ya que se adquieren para hacer ofrendas y se venden miles de kilos al día.

Mercado flores 24 horas.
Mercado de las flores durante 24 horas.

Y siempre destacar nuestro apreciado 7-eleven, que es el mejor invento de Asia, donde puedes encontrar todo la básico durante 24 horas casi al mismo precio que en las tiendas.

Santo 7-eleven
Nuestro santo 7-eleven, en cada esquina, el mejor invento de Asia para el viajero.

Para finalizar, estuvimos visitando uno de los mejores reclamos turísticos del país, la calle de sexo. Entre locales con luces de neón, y varias chicas paseándose buscando cliente, esta curiosa calle es un lugar que debes ver aunque no hagas uso de sus servicios.

Barrio rojo neón
La calle de la prostitución, uno de los mayores reclamos del turista en Bangkok.

La última noche nos permitimos “el lujo” de hacernos un masaje Tailandés. Me hicieron crujir todos los huesos y salí flotando. Es durillo mientras te lo hacen, pero luego te quedas muy bien.

Mi masaje tailandés
Chico haciéndome el masaje con todo el peso del cuerpo.

Para terminar nuestra estancia nos reunimos con un chico catalán llamado Pol que está viviendo en Bangkok ya hace tiempo. Nos estuvo explicando muchas cosas de sus viajes y de Thailandia. Tiene información muy útil del país y lo está recopilando en su web www.mundo-nomada.com y también hace de guía en Bangkok para turistas de todo tipo.

 

TIENES MÁS FOTOS A LA DERECHA DE ESTE POST

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA BANGKOK PULSANDO AQUÍ O EN EL SIGUIENTE BANNER: banner_infopractica2

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Enviar una respuesta

www.pasaporteymochila.com - Todos los derechos de los contenidos están reservados
Content Protected Using Blog Protector