SINGAPUR, ENTRADA A ASIA POR LA PUERTA GRANDE

León de noche.

El país más pequeño del Sudeste de Asia, quiere mostrarnos una ciudad moderna, cosmopolita y que marca la diferencia. Preparaos para ver sus espectaculares rascacielos y sus jardines que parecen de una película de hadas. La llaman también la ciudad de las prohibiciones, ¿sabéis porqué?

Tras varias horas de vuelo desde Brisbane, llegamos a Singapur (Singapore), nuestro primer destino en Asia. Realmente teníamos muchas ganas de cambiar de continente, ya que el tema del presupuesto necesitábamos ahorrar un poco debido al enorme gasto en países cómo Australia y Nueva Zelanda.

Singapur, es una ciudad de unos 5.000.000 de habitantes. Su significado es “singha” que es “león” y “pura” que es “ciudad”, por ello la traducción correcta sería “La ciudad de los dragones”.
Después de compartir buenos momentos con una pareja llamada Goyo y Akino, nos preparamos para pasear por la ciudad.

Uno de los aspectos más importantes en la visita es la ventaja del idioma, ya que el idioma oficial es el inglés y eso es muy práctico. El clima es muy cálido siempre, aunque hay épocas de lluvias.

Los precios no son muy baratos por ser Asia, pero puedes comer por precios muy competitivos en según que locales. Galerías comerciales, las que quieras. Las mejores marcas están aquí, combinación de riqueza y pobreza, se diferencian entre las zonas de compras ricas y barrios cómo China Town o Little India. Tanto unos cómo otros no os los debéis perder. Para nosotros China Town fue el mejor, ya que la calle principal muy arreglada ofrece un amplio abanico de tiendas para curiosear y muchas de ellas con elementos de decoración rojo y dorado preparando el fin de año Chino dentro de pocos días (febrero).

IMG_7090
Entrada a grandes superficies.

IMG_7103
Espectacular arquitectura de los centros comerciales de lujo.

IMG_7132
Tienda fashion de ropa típica.

Me gustó mucho la mezcla de religiones y culturas y cómo se mezclan en paz y armonía. Hay varios templos de diversas etnias y que son centros de culto para sus fieles.

Budha en templo.
Figura en el templo de los 100 budhas.

La cosa más curiosa que vimos es que está toda la ciudad llena de prohibiciones. En todas partes hay carteles avisando de las multas que te van a caer. Las típicas que ya conocemos de no fumar en transportes públicos, se le suman, no llevar animales, no comer, no beber nada. En la calle no puedes tirar chicles a la calle, no puedes escupir (lo encuentro muy bien)…y en sitios cerrados no puedes llevar un tipo de fruta con pinchos llamada Durián, que comentan que hace una peste infernal cuando la abres, pero que de gusto está muy dulzona. Pues justamente esta fruta está súper prohibida en todas partes, mirad la foto del bus:

IMG_7086
Múltiples prohibiciones dentro del bus. La segunda por la derecha es la fruta pestilente.

En unas galerías comerciales me chocó ver un cartel que te multaban si ponías una trolley en las escaleras mecánicas, y encima te ponían una multa carísima….bueno una guardería. Realmente hay un momento que sufres por todo lo que haces: a ver si no puedes pisar el césped, no te puedes sentar aquí, no puedes comer aquí….!!!!

Posteriormente visitamos la zona más turística: el centro y parte del puerto. Allí se encuentran enormes rascacielos de oficinas y puedes ver en el horizonte el famoso Hotel Marina Bay, caracterizado por su enorme plataforma en la parte superior que puedes visitar para ver una buena vista aérea de la ciudad.

Singapur de noche
Hotel Marina Bay de noche.

En el centro financiero se sitúa uno de los emblemas de la ciudad, una estatua de un león que despide un chorro de agua a toda presión. Es una figura muy peculiar no apta para todos los gustos, pero a mí personalmente me gustó por la tendencia asiática que me da.

León y distrito financiero.
León (emblema de la ciudad) con el distrito financiero de fondo.

Cerca de todo esto hay un edifico que es un teatro inspirado en el Durián (la fruta pestilente de antes) con formas puntiagudas muy destacable.

Edificio inspirado Durián.
Arquitectura del edificio inspirada en el Durián.

Otro elemento que destaca en el horizonte es una enorme noria, que se mueve lentamente. Si quieres, puedes subir y tendrás una buena vista de todo el centro y podrás ver el circuito de F1 a los pies de esta atracción. El circuito está muy cerca de todos estos edificios y puedes pasearte libremente.

Nória de noche.
Enorme noria para tener buenas vistas de la ciudad.

Pero para nosotros una de las cosas que más nos gustó y que prácticamente lo descubrimos por casualidad fue el parque de detrás del grandioso Marina Bay. Es un precioso espacio natural interactivo que hay varios edificios con formas orgánicos que dentro tienen bosques e incluso cascadas. Pero lo más bonito fueron unos árboles artificiales que por el atardecer ofrecen un increíble espectáculo de luz y música. Si quieres puedes subirte a una plataforma entre estos árboles por muy poco dinero y hacer unas fotos preciosas…eso sí, da un poco de vértigo.

Parque árboles fantasia
Espectacular vista desde la plataforma de los árboles artificiales.

Espectáculo luces
Espectáculo nocturno de luz y sonido detrás del gran hotel.

Singapur es una grandiosa ciudad que os podéis perder ya que es muy segura y que vale la pena visitar sin lugar a dudas, y no os perdáis el espectáculo nocturno del Skyline, el Hotel Marina Bay y los árboles de fantasía detrás del hotel.

Post dedicado a una fantástica pareja: Goyo y Akino. Thank you for your help!

 

Para ver más fotos, a la derecha de este post.

Print Friendly

No hay comentarios

Enviar una respuesta

www.pasaporteymochila.com - Todos los derechos de los contenidos están reservados
Content Protected Using Blog Protector