Superficie lunar volcánica.

VOLCÁN BROMO, ENTRE EL AZUFRE Y LA LUNA

Este espectacular y activo volcán sigue humeando y con el riesgo de despertar en cualquier momento. Este el volcán Bromo, situado en medio de una zona que parece la luna…es impresionante.

Bromo es uno de los volcanes más activos de Java. Se encuentra localizado en la cumbre de la Caldera Tenegger, con 16 kilómetros de anchura. Esta Caldera forma parte del Parque Nacional de Bromo Tengger Semeru, situado a unos 112 kilómetros al sudeste de la capital del Este de Java.

Volcán al amanecer.
Vista de la superficie lunar donde se ubican los volcanes aún en la oscuridad.

Desde el año 1975, ha erupcionado más de 50 veces. En una de ellas, el volcán hizo una nube de humo de más de 3 km de altura y empezó a expulsar piedras hasta un rádio de 2 km a la redonda, en esa ocasión, dos visitantes murieron.

A su lado hay otro volcán llamado Semeru, que no es tan activo pero que se puede ver desde cualquier punto de vista, ya que su altura es de 2581 m.

Contratamos un tour (cómo todos un desastre, ya que no sale a cuenta hacerlo por tu cuenta), donde después de no dormir casi nada y estar más de 14 horas en una furgoneta, te dejan de madrugada y sin cenar en un hotelucho en la ciudad próxima al volcán, si tienes la suerte de haber comprado algunas galletas, esta será tu cena. Allí duermes 4 horas si cabe, y de madrugada te llevan en jeep al mirador para ver el amanecer del espectacular valle donde está el Bromo. Debes subir un buen rato en ayunas y pasando un frío del demonio (cosa que nadie nos dijo) y cuando llegas arriba, te encuentras decenas de turistas con sus liternas en la cabeza esperando que empiece el espectáculo.

Bromo desde el mirador
Vista del valle en la zona de los hoteles.

A medida que van pasando los minutos empiezas a apreciar las siluetas de las montañas y el paisaje es realmente espectacular.
El problema es que llovió toda la noche y no mejoró mucho durante las primeras horas de la mañana, y no pudimos ver lo espectacular que puede resultar el amanecer con los rayos cálidos proyectando con los volcanes en el centro del valle lunar.

Tras ver la salida del sol, el jeep nos llevó a los pies del volcán Bromo. Entre decenas de jeeps de colores aparcados en el valle, te desplazas hacia el gigante volcán por un mar de ceniza, mientras algunos Indonesios te ofrecen subir a caballo la cuesta que tendrás que sufrir.

Caballo para evitar la subida.
Te ofrecen subir la cuesta a caballo por unas pocas rúpias.

Figura grabada en el camino
Curiosas caras hechas en la ceniza que encuentras por el camino. Si las tocas están cómo recién hechas.

Una vez arriba y después de una cansada subida de escaleras, podemos ver toda la caldera que es impresionante. Entre un margen no muy ancho y sólo con barandillas protectoras en la parte frontal, puedes ver el enorme agujero del cráter humeando gases blancos sin parar.

Zona frontal con barandillas de protección.
Zona frontal protegida, llena de turistas inmortalizando el cráter.

El volcán de 2329 m. de altura,emite humo siempre, a pesar de no estar en erupción. Los sismólogos comentan que alberga una cámara magmática en su interior. De estos gases que emite, uno de ellos és altamente tóxico para la salud humana.

Espectacular crater vivo.
El volcán emite gases siempre, con un espeso humo blanco.

Para los más osados, pueden hacer todo el recorrido bordeando el volcán por su margen, aunque creo que puede resultar un poco peligroso, ya que no hay protección de ningún tipo, y más sabiendo, que si resvalas…adiós para siempre.

Viajero dudando si cruzar o no
Viajero dudando si cruzar o no por la zona no protegida. Al fondo podéis ver la silueta en pequeño de un osado.

El volcán emite un cierto olor a azufre, pero no tanto cómo la gente nos decía. La verdad, es que tras ver algunas fotos de otros viajeros, el día que fuimos nosotros, el volcán no estaba muy activo y pudimos disfrutarlo sin problemas. En ocasiones, los gases son más abundantes y no dejan que estés en la parte alta ni quince minutos.

Flores para ofrenda.
Varios comerciantes, venden estas flores para que las tires al volcán para tener buena suerte.

A la vuelta, y después de hacer las fotos correspondientes, bajamos hasta la parte inferior. Lo más curioso es que a los pies del volcán puedes encontrar un enorme templo hindú, aunque estaba cerrado.

Templo hindú a los pies volcán.
Templo hindú a los pies del volcán Bromo.

Finalizando la visita a este espectacular lugar, nos dirigimos al hotel a desayunar algo (más bien poco) y luego nos empezó nuestro largo viaje al volcán Ijen con una previsión de 5 o 6 horas más de trayecto dentro del mini-bus.

PUEDES VER MÁS FOTOS A LA DERECHA DE ESTE POST.
Nos gusta que la gente comente y que nos podáis dar vuestra opinión, no cuesta nada. Muchas gracias.

Print Friendly

No hay comentarios

Enviar una respuesta

www.pasaporteymochila.com - Todos los derechos de los contenidos están reservados
Content Protected Using Blog Protector