MOERAKI BOULDERS Y NUESTRAS AMIGAS LAS FOCAS JUGUETONAS

Focas en su habitat

Unas inmensas piedras con una forma perfectamente redonda abandonadas en medio de la playa y una colonia de focas que casi las puedes tocar si no es porque te pueden morder, son los temas de este post ¿quieres descubrirlo con nosotros?

En la costa este de la Isla Sur de Nueva Zelanda, encontramos este curioso lugar lleno de unas enormes piedras redondas. Cuando las ves, te preguntas cómo han llegado aquí estas gigantescas pelotas de roca.

Acercándome a ellas, algunas tienen una textura que me recuerda a los típicos huevos de la saga Aliens antes de que saliera la pequeña béstia para incubar a alguien.

IMG_0836
Yo por si acaso me aseguré que fueran piedras….

Fuera de bromas, los científicos dicen que se formaron por la acumulación de cal salina a través de un núcleo, como una perla dentro de una ostra. Dice una leyenda que los Maoríes creen que estas rocas eran una grandes cestas que habían llegado a la playa cuando los antiguos pobladores habían naufragado con sus canoas.

IMG_0880
Las piedras están vacías del interior ya que se formaron sobre un núcleo.

En todo caso, es un verdadero espectáculo ver estas perfectas piedras redondas en medio de una playa inmensamente grande y sin nadie al alrededor es un entorno totalmente místico que no podéis perderos si venís a este país, cómo podréis ver en las fotos que os aportamos.

IMG_0792
Volando hacia la pelota de piedra.

IMG_0819
Volando por encima de las Moeraki Boulders.

Otra sorpresa que nos llevamos, fue al preguntar a una persona del lugar, que estábamos al lado de una colonia de focas y pingüinos muy cercana. Después de pasar noche y levantarnos temprano decidimos ir en contra del mal tiempo que hacía, y realmente no nos arrepentimos.

Con un viento horriblemente fuerte y lloviendo nos adentramos en la colonia de focas que hay al lado de un pequeño faro llamado Katiti Point Lighthouse. Es un lugar que no venía en ninguna guía , y no será una casualidad, que estuvimos solos con las focas varias horas disfrutando enfrente de ellas disfrutando de su espectáculo a pocos centímetros, que si querías las podrías tocar. Era una colonia inmensa de decenas o más de focas de todo tipo que no paraban de jugar y pelearse todo el rato, haciendo rituales, bostezos o estiramientos o durmiendo sin quitarnos el ojo cuando nos veían movernos. La verdad es que esta experiencia fue sin lugar a dudas, una de las cosas que más nos gustó de nuestra visita a Nueva Zelanda.
IMG_1044
Foca con cara triste abandona a otra.

IMG_0927
Foca marcando su terreno.

IMG_1048
Foca bigotuda nos vigila constantemente.

IMG_0975
La proximidad con la que puedes estar con las focas no tiene precio.

IMG_0971
Disfrutamos mucho del espectáculo natural. La mejor experiencia que tuvimos sin lugar a dudas.

Después de varias horas a tan cerca de ellas y hacerles centenares de fotos, vino la Foca Alfa y nos empezó a perseguir y gritando violentamente con cara de pocos amigos y nos echó de sus tierras cansada de nuestra presencia. Después fuimos a visitar otra colonia de pingüinos de ojos amarillos. Hay una casita de vigilancia que no ves prácticamente nada, pero en el camino hasta este mirador pudimos ver un ejemplar que nos estuvo dando un pequeño espectáculo moviendo la cola y haciendo estiramientos hasta tumbarse.

 

Si os interesa, podéis ver más fotos a la derecha de este post.

 

Print Friendly

No hay comentarios

Enviar una respuesta

www.pasaporteymochila.com - Todos los derechos de los contenidos están reservados
Content Protected Using Blog Protector